En más de una ocasión he hablado de la necesidad de utilizar de forma alternativa los formatos y los medios tradicionales. Cada vez es más normal ver como lo que antes eran opciones fijas y limitadas, ahora resultan infinitas. Ya no sólo existen formatos establecidos de tiempo o espacio, sino que se pueden romper o utilizar dependiendo del mensaje que se quiera dar. Es más, se deben aprovechar, ya que el uso creativo de estos soportes hace que destaquen entre toda la maraña publicitaria convencional.

Eso sí, también es cierto que muchas veces se intenta ser ultra creativo a la hora de utilizar un determinado tipo de soporte, pero no existe ninguna conexión real con la marca o con el producto que se publicita. No hay que olvidar que por mucha forma que exista, sin un trasfondo fuerte la comunicación está vacía. Por eso me ha gustado esta valla de publicidad exterior que he encontrado.

Para promocionar la gama de colores “naturals”, la marca de tintes para el cabello Koleston usó un recurso simple, pero efectivo y bien pensado en su publicidad exterior: utilizaron vallas que al ser recortadas utilizaban los colores (también naturales) del horizonte de Beirut. Un recurso barato y en consonancia absoluta con el producto que anuncian.

Publicidad que funciona de alto valor creativo y bajo coste monetario. ¿Qué más se puede pedir?

Anuncios