Si hay algún estilo de comunicación totalmente reconocible por casi cualquier persona del planeta, ese es el de Axe (o Lynx, según el país en el que nos encontremos). Sus exageraciones del hombre con aspiración a eterno adolescente gigoló han encandilado a muchos, sacado una sonrisas a otros y enfadado a unos cuantos (y cuantas) más. Como no podía ser de otra forma, la nueva app que han sacado para la marca desde BBH Singapur sigue esa línea.

Desde la marca de productos de higiene plantean un “problema”: si usas Axe, las chicas te lloverán, pero, ¿cómo hacer para mantenerlas a todos contentas? Eso ya no es problema con una simple aplicación para smartphones.

Con esta aplicación, los ocupados ligones ya no tendrán que hacer encaje de bolillos para mantener sus relaciones. El app se encarga de todo con unos simples datos y directrices. Una aplicación chorra de esas que en la realidad no valen para nada más que para enseñar a los amigos, pero que al fin y al cabo crean notoriedad a partir de la marca y la siguen confirmando como una leyenda viva de la comunicación publicitaria.

Lleva años construir un tono alrededor de una marca. Gustará más o menos, pero cuando es totalmente reconocible y la gente espera con ansias tus acciones, sabes que has triunfado. A veces es bueno que hablen de ti, aunque sea mal. Y, desde luego, a Axe le salen tantos detractores como defensores. Por algo será.