Adoro literalmente esta campaña que recientemente ha ganado el Gran Prix de efectividad creativa en el pasado Festival de Cannes. El vídeo de la campaña tenéis que verlo, por lo que no os quiero chafar mucha cosa. Sólo deciros que la campaña está realizada por AMV BBDO, a los cuales admiro hasta niveles exagerados. En ella vemos como la marca de patatas de bolsa Walkers se presenta como una alternativa para hacer un sandwich algo más excitante. En todos los sentidos posibles.

Me encanta por dos razones que para mi la hacen ser de lo mejorcito que he visto en mucho tiempo. En primer lugar nadie puede negar que ha sido una campaña muy efectiva. Los datos están ahí y no hay manera de negarlos. Y lo de efectiva lo digo en dos sentidos: no sólo ha conseguido ventas y notoriedad a corto plazo, sino que a conseguido crear una imagen de marca mucho más notoria y asentada.

Esto va relacionado con la segunda razón por la que me gusta: consigue dar a los consumidores una experiencia realmente inolvidable, algo que no olvidarán en la vida. Todo ese día quedará probablemente en sus cabezas para siempre, creando una lealtad a la marca. Una marca que les ha dado algo que rara vez en la vida podrían haber soñado. Y ellos serán los encargados de viralizar esto, de dar a conocer la marca, de contagiar su entusiasmo. Al fin y al cabo, todos adoramos lo que nos hace sentir bien, ya sea un día de playa o una marca de patatas que nos ha hecho pasar un día que jamás olvidaremos.