Parece que los chicos de Leo Burnett Iberia están que se salen. Si en el anterior post puse una acción de esta agencia en la que aprovechaban las “ventajas” de Twitter para realizar publicidad, este es otro caso en el que han sobrepasado en simple medio como tal para sacarle todo el partido posible. ¿Por qué una valla de publicidad exterior debe tratarse sólo como una gráfica y no aprovechar el entorno y el contexto para hacerse notoria y relevante? En este caso concreto, el outlet portugués Freeport quería dar a conocer su exposición sobre “Brujería y criaturas fantásticas” haciendo preguntarse a los transeúntes si son supersticiosos. Pero no sólo lo hicieron realizando una pregunta, sino que lo demostraron in situ mediante datos. Con unos simples sensores de movimiento y con un símbolo universal para la buena o mala suerte como puede ser una escalera, crearon una especie de encuesta presencial sobre lo supersticiosos que podían a llegar a ser los propios portugueses.

Me gusta esta campaña por unas cuentas cosas: le saca todo el partido al medio, consigue buzz mediante una acción creativa y además, vistos los resultados, fue obviamente eficaz. Una pregunta que consigue la complicidad del público, su respuesta y su difusión. Genial, sin más.

Anuncios