Me encantan las acciones que intentan concienciar de un mal extendido con cuatro duros y un porrón de ingenio. Por eso mismo adoro esta guerrilla de la peruana Pragma DDB para intentar extender el conocimiento del problema a todos esos desconsiderados que se dedican a aparcar sistemáticamente en los sitios asignados para personas discapacitadas. El título de la acción (el mismo que el del post) ya lo dice todo, pero vedlo por vosotros mismos.