Curioso el reto que nos lanza la AICP para promocionar sus premios: All art is advertising. Is your advertising art?

Sin duda una idea muy bien hilada y una pregunta que nos deberíamos hacer más a menudo. Encumbrar la publicidad a arte es complicado, pero es posible. Pongamos de nuestra parte y tiremos de creatividad para que cada día sea un poco más factible.