Si algo tenemos claro a estas alturas de la vida es que a la hora de vender un producto todo vende. Hay que prestar el máximo cuidado a cualquier aspecto del mismo. Obviamente la calidad del producto es lo más acabará pesando, pero en un primer momento tiene que atraer a los sentidos. Aquí os dejo una cuidada gráfica extraída de Una infografía al día en la cual se pone de manifiesto como afecta el color a la hora de comprar o elegir un producto. ¡Pasad un buen fin de semana!