Desde hace un tiempo es algo que ha dejado de convertirse en una tendencia para, simplemente, mostrar una realidad. Las redes sociales son parte inseparable de nuestra vida. Es más, son parte muy relevante de nuestro día a día, siendo herramienta indispensable para compartir, informarnos, comprar… en definitiva, para vivir.

Los acontecimientos ocurridos con motivo a las filtraciones de Wikileaks en todo el mundo (sobre todo en Egipto y en Túnez) dejan en evidencia el poder que se ha conseguido con estas herramientas. La información y las opiniones corren a la velocidad de la luz, creciendo exponencialmente a medida que pasa el tiempo. Algo sin precedentes en la historia de la humanidad.

Esto es un arma de doble filo para la publicidad: es una herramienta eficiente para lanzar nuestros mensajes al mundo, aunque también las cosas malas saldrán a relucir antes. Me gustaría proponer algunos consejos para campañas en las redes sociales:

  • Sigue un plan estratégico: la comunicación de cualquier marca debe perseguir unos objetivos y ir guiada por un plan estratégico. El medio online no debería ser una excepción y debe regirse por las necesidades de comunicación de la organización.
  • Actúa rápido: actualmente el consumidor conoce la inmediatez del mundo en el que vive y no le gusta esperar. Si hay que comunicar algo, hazlo en un tiempo razonable. Las crisis se pueden manejar mucho mejor si se da la cara todo el rato, aunque sea sólo para saber que hay alguien detrás del logotipo.
  • Adecúa el mensaje al medio: se acabaron los fríos mensajes de empresa que parecen de hace cincuenta años. Las empresas quieren ser cada vez más cercanas a su público y eso no es posible cuando se habla como un robot. Habla el lenguaje de tu público.
  • Aporta valor: la interactividad hace que puedas aportar algo al simple mensaje y crear un sentimiento de pertenencia mayor. Nunca hubo una manera más cercana de mostrar las ventajas de tu marca, las opciones que da al usuario, promociones…
  • Habla y escucha: es de sentido común que la voz de las marcas debe lanzarse desde las redes, pero las marcas también deben escuchar de la misma manera lo que la gente requiere de ellas.
  • Cree contenidos: no vale con adaptar los modos de operar del offline. Internet y las redes sociales tienen un modo de operar propio, así que debe aprovecharse.
  • Mide la eficacia: en muchos de los casos es relativamente fácil contabilizar el éxito de lo implementado, así que hazlo y saca conclusiones de ello.
  • Contrata un buen community manager: un CM no es simplemente una persona que en nombre de la marca se dedica a hablar con la gente. Es mucho más. Debe generar contenidos, estar atento al entorno, tener capacidad de escucha y muchas más cualidades.
  • Se relevante: el consumidor tiene más opciones que nunca, así que si no les mandas un mensaje que ellos consideren de importancia no te atenderán. El mundo está lleno de cosas que pasan desapercibidas.
  • Personaliza: siempre que sea posible intenta crear comunicación personalizada. No digo que sea necesario atender a todo el mundo, pero sí prestar la mayor atención posible para que el público no se sienta uno más.
  • Atento a los evangelizadores de marca y a los líderes de opinión: probablemente ellos tengan más poder que la propia marca para encumbrarla o enterrarla. No los olvides en tu comunicación.

Obviamente se me olvidan muchas cosas, pero sólo quiero hacer ver la importancia de todo esto. Cada vez estamos más interconectados, para bien o para mal. Todo comunica, así que intenta cuidar todos los detalles.