Marketing, publicidad, relaciones públicas y tecnología aplicada a la comunicación

Archivo de la categoría: debate

A la mayoría de la gente no le gusta la publicidad. Es comprensible. Al parecer, desde dentro de la industria, hemos estado trabajando para que el gran público la odie. Y lo hemos conseguido.

Hemos realizado piezas malísimas, aburridas o, simplemente engañosas. Hemos hecho trabajos que no aportan valor. Como en todas las profesiones, diréis. Sí, como en todas las profesiones, pero no en todas se empeñan en que suframos una y otra vez todo aquello que no nos gusta.

No es mi tarea juzgar el trabajo creativo de los demás, pero el principal problema que veo es el modo de difusión de estos mensajes. Nos hemos empeñado en hacer de la repetición nuestro modo de vida. Muchas veces por culpa propia y muchas veces por culpa de los anunciantes (aunque es nuestro deber educarlos porque nosotros somos los profesionales de la comunicación).

Una noche cualquiera te pones a ver la tele. Sólo un par de horitas. En ese par de horitas puedes sacar unas cuantas conclusiones:

  1. Lo de los 12 minutos por hora de publicidad se saltan a la torera.
  2. Hay marcas que repiten sus spots hasta la saciedad.

En ese tiempo, he visto (por ejemplo) tres veces el anuncio de San Miguel, tres veces el de Canal+ de Simeone y otras tantas el nuevo de Ikea. Y no es una excepción: el spot de Ciudadanos De Un Lugar Llamado Mundo llevo viéndolo aproximadamente unas 3 o 4 veces al día durante el último mes (sin ser un heavy user de tv), lo que equivale a unos 100 impactos. No creo que ésta sea una frecuencia adecuada para nadie. Sólo puede provocar lo que me ha ocurrido a mí: que termine odiando una campaña contra la que no tenía nada.

San-Miguel

Además las cadenas de TV nos hacen un flaco favor. Por ejemplo, metiendo un bloque publicitario en medio del final de una peli. Sí, nos obligarán a verlo porque nos hemos tragado las 2 horas anteriores de programa y queremos ver como acaba, pero la predisposición a odiar ese bloque y el cabreo que tenemos con los anunciantes es curioso. Una cosa es que exista una figura demiúrgica que nos “obligue” a ver los anuncios, y otra cosa es que lo haga con una metafórica patada en los cojones de regalo. No creo que esa sea la mejor manera de provocar una predisposición favorable ante los anunciantes. No es cuestión de que nos traguemos los anuncios, si no de que verlos valga para algo.

En vez de preocuparnos por bombardear por saturación a los consumidores, deberíamos preocuparnos por crear contenidos que la gente quiera volver a ver por su cuenta. Habrán planificadores que me contradigan, pero prefiero que una persona vea mi anuncio una vez y lo comparta porque le gusta, a que tenga un OTS de 8 y se lo trague como quien no quiere la cosa (y en el peor de los casos, de mala gana). Entiendo las necesidades de cobertura y notoriedad de las marcas, pero o se está calculando mal la manera de llegar o está profundamente obsoleta. Primamos cantidad en vez de calidad.

Los anuncios son contenido, al igual que las series o las películas. Y no todos los contenidos son Los Simpson y los puedes repetir hasta el día del juicio final. Preocupémonos más por lo que decimos y menos por las inserciones que pagamos. Seguramente todos saldremos ganando.

¿Vosotros que pensáis de todo esto?


Los tiempos han cambiado y la publicidad ha cambiado con ellos. Hace unos cuantos años podíamos ver verdaderas barbaridades comunicativas que ahora han sido totalmente desterradas de los medios. No obstante, algunos ejemplos son bastante curiosos, así que aquí os dejo 20 ejemplos de publicidad que no pasarían ningún filtro en la actualidad.


En primer lugar, echad un ojo a este anuncio de seguridad vial emitido en Irlanda del Norte.

Vale, ¿cómo os habéis quedado?

Desde hace años, el debate sobre lo gráfica que puede llegar a ser la violencia de los anuncios de concienciación es un clásico. Campañas sangrientas, aterradoras o, simplemente, de mal gusto, han copado las televisiones de todo el mundo. La barbaridad que acabáis de ver no es más que la punta de lanza de algo que lleva pasando muchos años. Algo, que probablemente no es la manera más efectiva de lanzar un mensaje. Al final genera insensibilización. Otra burrada de la que hablar un rato y olvidar en unos segundos.

Entiendo la equivalencia que han querido mostrar entre los 28 niños fallecidos en el país en accidentes de tráfico desde el año 2.000 y la clase entera que desaparece, pero hay maneras y maneras de hacer patente esto. Aparte de lo cutre de la producción, no sé hasta que punto es necesario aplastar a 28 niños con un coche.

¿Vosotros qué pensáis de esta manera de comunicar?

classroomVisto en La Información.


Cuando una marca quiere establecer vínculos con una mascota (o una pseudomascota que utiliza en una o varias de sus piezas comunicativas) puede volverse peligroso. Personificar valores, crear un elemento icónico o dar vida a un personaje reconocible puede dar que hablar.

Tenemos ganas de un poco de debate, así que os muestro unas cuantas mascotas (o pseudomascotas, no nos perdamos en las definiciones) que para bien o para mal han generado controversia. Se ha oído de ellas que dan miedo, grima, rabia… y aunque algunas sean un éxito reconocible, siempre habrá quien las abomine. ¿Qué pensáis de ellas y cuáles más incluiríais?

Michelín

Bibendum: la mascota de Michelin es un clásico con más de 100 años de historia, pero eso no ha impedido que de rabia a muchos. Un muñeco hecho de neumáticos que, para colmo para los castellanoparlantes, parece estar hecho de michelines grasosos. No ayuda su sonrisilla.the king

The King: Burger King lo creó hace unos años, consiguiendo que la mitad de los niños del mundo le tengan terror a la monarquía. Ver un mostrenco gigante sin ningún tipo de expresión facial recuerda a V de Vendetta en versión comida rápida. Da mucho miedo.microsoft word

Clipo: la mascota del Word aparecía de súbito mientras intentábamos escribir algo y nos interrumpía con sus sugerencias. Daban ganas de asesinarlo. Para colmo su diseño era tan lamentable que fue el blanco de la ira de toda una generación.danio

Hambrosio: de reciente aparición, este personaje que aparece en los anuncios de Danio es objeto de declaraciones de amor eterno o de odio recalcitrante. Es desconcertante, se mueve con torpeza, feo como un pecado, lleva una camiseta con su nombre por si la gente lo confunde con alguna cosa extraña… o te da grima o te hace gracia, no hay termino medio.la vaca que rie

La vaca que ríe: el símbolo de la marca tiene muchísimos años. A mucha gente ya le daba un poco de rabia, pero desde que han dado vida al personaje en sus nuevos anuncios y la han puesto a cantar es todavía peor. ¿Una especie de vaca top model de anchas ubres y esbelta figura? Da que hablar.vuelta ciclista

Mexi-Llón: en 2013 la Diputación de Pontevedra creó una mascota para promocionar las Rías Baixas con el paso de la Vuelta Ciclista a España por Galicia. Salve decir que es una de las cosas más horrendas que se han visto jamás. Creo que no hay que hablar mucho más de ella.danet

Mister Krujidor: Danet creó este personaje hace unos años bajo el concepto de Kruje tu rutina. A más de uno le gustaría krujirlo a él.pan bimbo

El oso de Bimbo: hace tiempo que no queda muy claro a qué o a quién se intenta vincular Bimbo. ¿Punset? ¿Carreño? ¿Un oso híbrido entre Mimosín y los Osos amorosos? Tan adorable que casi necesitas pegarle. Y encima lleva una cantidad insana de rimmel.bote rhinomer

El bote de Rhinomer y toda su pandilla: ¿A quién se le ha ocurrido personificar un bote del producto junto a partes gigantes del cuerpo humano? Dan bastante cosica y encima el bote llega en plan Superman desde el medio del océano de los síntomas. Rabia absoluta.mcdonaldsRonald McDonald: posiblemente una de las mascotas más conocidas de la historia, pero que a la vez siempre ha dado lugar a controversia. Un payaso que ha aterrorizado a generaciones de niños que han pasado por McDonalds y que poco a poco ha ido desaparecido. ¿Estará esperando escondido dentro de un Happy Meal para asustarnos?


Hoy he asistido al evento The Future Of Advertising: una jornada organizada por Marketing Directo para dilucidar hacia dónde se dirige nuestra profesión.

En ella, ponentes de lujo como Toni Segarra, Daniel Solana, Gaby Castellanos, Enric Jové o muchos otros hablaron, debatieron y postularon teorías acerca del momento en el que nos encontramos y en el que nos encontraremos en breve. Aunque no se puede saber que pasará en unos años, sí que hubo muchos puntos de confluencia en relación sobre lo que vendrá. Aquí os dejo algunas perlas.

Future of advertising

  • El big data es una tendencia y es muy útil, pero es necesario utilizarlo para centrarnos en las necesidades de los usuarios.
  • Los creativos debemos vender ignorancia: distancia sobre lo que vendemos.
  • Cada vez más las agencias de publicidad estarán presentes en la creación del producto y no sólo en la fase de venta posterior.
  • La belleza y la poesía es parte primordial de nuestra profesión.
  • El entretenimiento sigue siendo clave a la hora de captar la atención.
  • La tecnología no puede ocultar el mundo que hay detrás.
  • Las marcas pertenecen a la gente por más que le pese a las empresas.
  • La publicidad debe formar parte de nuestro entorno y no ser depredadora de nuestro tiempo.
  • La flexibilidad de la nube permitirá nuevos tipos de relaciones entre personas y la creación conjunta.
  • El contenido de valor es una máxima innegociable: siempre debe estar presente.
  • Los móviles son un arma poderosa.
  • El contenido unido al contexto es vital.
  • Las marcas deben ser conscientes de la realidad en la que viven y actuar en consecuencia.
  • Las relaciones entre marcas y consumidores deben de ser más todo lo fuerte que se pueda .
  • No existe el largo plazo: estamos en un estado continuo de beta.
  • Las marcas no sólo compiten entre sí: compiten contra cualquier tipo de contenido interesante que creen los usuarios.
  • Lo que sabemos hoy, mañana estará destacado.
  • La barrera entre offline y online ya se ha disuelto definitivamente.
  • La televisión sigue mandando, aunque muchos la hayan matado ya.
  • El foco definitivo es el cliente.
  • People engaged is the new GRP.
  • La tecnología sólo es útil para dar valor a las ideas.

#FOA2014

En definitiva, muchas y variopintas ideas que nos muestran la superficie del cambio. Somos conscientes de muchas de ellas, de otras sólo vislumbramos un poquito, pero todas son valiosas y, probablemente, nos permitan ser más conscientes del mundo en el que vivimos. Al fin y al cabo, el futuro es mañana mismo.



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 13.641 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: