La marca de cereales Wheat Thins buscó hace un tiempo una manera de llevar su estrategia de social media al mundo real. Siempre está bien interactuar con sus fans, pero es mucho mejor hacerlo cara a cara. Y si de paso lo convierten en una experiencia inolvidable, mejor que mejor.

La marca no sólo consiguió generar engagement con su comunidad twittera, sino que los vídeos de las sorpresas fueron vistos por más de un millón de personas. Y de paso consiguió sacar del lado oscuro a algún no creyente. ¿Quién no querría que le sorprendiesen así? Una genial acción de la agencia estadounidense The Escape Pod.

He sacado este caso de Informa BTL.

About these ads