A veces para remover conciencias no bastan sólo las palabras. La fundación australiana Shake it out es consciente de ello, por lo que quisieron que la difusión del conocimiento sobre el parkinson fuese más allá de los simples folletos explicativos. El problema, el de siempre: un presupuesto limitado.

Ogilvy Sidney partió de uno de los síntomas más reconocibles de la enfermedad como son los temblores para realizar una pequeña acción de street en el Día mundial contra el parkinson (11 de abril). Unas cuantas cuñas de madera y el equipo humano fueron lo único necesario para llevarla a cabo.

Muy sencillita, pero esta acción es una buena llamada de atención en sí misma. Una gran solución de bajo presupuesto para ayudar a difundir una información muy importante. Brillante.

He visto este caso en Ads of the world.

About these ads