Allianz Seguros ha realizado una curiosa acción en discotecas dentro de su plan de responsabilidad social corporativa. Como el alcohol y la conducción nunca han casado bien, se propusieron mostrar a los jóvenes lo que realmente pasa cuando beben, pero sin caer en el dogmatismo. Para ello, Ogilvy Brasil ha creado el primer espejo interactivo con delay: The Drunk Mirror.

Nunca he tenido muy claro que este tipo de cosas funcionen, pero desde luego impactan. Y el impacto es el primer paso para hacerle caso a un mensaje como éste.

Lo he sacado de Comunicadores.

About these ads