Reconozcámoslo, somos un poco cabroncetes. En cuanto vemos un error en los demás o algo que no debería estar ahí, lo compartimos como si fuera el hecho más importante del mundo (en algunos casos está justificado, claro). La sidra Monteith´s ha querido aprovechar esto para hablar de su principal cualidad y para conseguir algo de notoriedad. Atentos a la jugada.

¡Lo que puede dar de si una simple ramita! Los resultados hablan por si mismos. Una ocurrencia absolutamente brillante.

About these ads