Si hay algo que la tecnología no pueda conseguir, apaga y vámonos. La empresa Del Valle quería conseguir demostrar a su público que el secreto de unos productos naturales excepcionalmente buenos es el cariño. Y como es algo complicado de conceptualizar, la agencia brasileña NBS ha hecho que directamente la naturaleza pida y agradezca este cariño.

Se realizaron unos cuantos envíos con arbolitos que pedían y agradecían el “amor” que se les daba. Si esto no conecta con la gente, no sé que puede hacerlo. Un detallito genial para diferenciarse.

He encontrado este fabuloso ejemplo en Ads of the world.

About these ads