No es nada nuevo que cada vez hay más españoles viviendo fuera del país para poder subsistir. Como fiel creyente de que las marcas pueden (y deben) aportar valor a las personas en su afán de humanizarse, me encanta esta acción de La Cocinera. Tan sencilla como acercar a todos esos emigrantes un poquito más a sus casas y a sus madres gracias a la Fiambrera Express.

Muy simple: 50 madres que le mandan tuppers a sus hijos con la comida que tanto añoran. Humanidad pura en esta acción llevada a cabo por los geniales Tiempo BBDO y Dosymedia.

Lo he sacado de Barcelona´s chiringuito.

About these ads