En el día de ayer, Nivea llevo a cabo una curiosa acción para el día de San Valentín (dato curioso, no sabía que según el país se celebraba un día u otro). Instalaron una máquina en una estación de Sao Paulo que tenía una particularidad: repartía amor.

Bueno, más concretamente, regalaba bálsamos labiales de la marca a todas aquellas personas que la besaran. Bonito, ¿no? El objetivo era conseguir más de 10 mil besos con los que batir el Record Guinnes vigente hasta la actualidad. Una empresa muy complicada para una sola máquina, aunque no tengo los datos de si lo consiguieron o no. Eso sí, como poco la acción es curiosa.

Lo llevaron a cabo AgênciaClick Isobar. Lo he visto de Brainstorm 9.

About these ads