Bonito detalle el de la sede de Ikea de Quebec para aportar un poquito de valor a su relación con la gente de la ciudad. Como una mudanza siempre trae una serie de problemas e incomodidades consigo, han intentado ayudar poniendo un granito de arena… o un montón de cajas.

Tan simple como poner a disposición de la gente un montón de cajas (con impresiones de la marca, obviamente) y desearles una buena mudanza. Una idea muy sencilla, pero chula y generadora de engagement. Obra de Leo Burnett Toronto.

He visto esta acción en The Inspiration Room.

About these ads