No nos creemos casi nada de lo que pueda decir la publicidad. Esto es así. En el momento que oímos a una marca decir directamente que puede hacer maravillas, dejamos de prestar la atención. Estamos casi inmunizados. Por lo menos de ese tipo de spots que, como este, nos empeñan en sacar a una persona anónima diciendo lo bien que lo hace la marca X.

En este caso la ventaja de Febreze es simple y directa, pero… ¿es creíble? Creo que no mucho.

Por esta razón, Grey New York ha tratado por todos los medios de transmitirla en algo más palpable. En una experiencia a pie de calle que, básicamente repite el spot paso a paso.

Es curioso, pero esto suena más creíble. Ya no parece un simple decorado de televisión, sino la vida real con gente real. Los nuevos medios han cambiado nuestra forma de ver las cosas y, sobre todo, de creer en las cosas. Ya no vale decir algo para que te crean, sino demostrarlo a los consumidores de a pie. Y, en muchos casos, no valen producciones de televisión, sino realidad urbana. De la que nos encontramos todos los días.

Desconozco los detalles tanto del spot como de la acción. Si se mintió en alguno de ellos o si se dijo la verdad. Eso no importa. El problema es lo que parece.

Si nadie cree en ti, deja de decir que lo hagan. Simplemente demuéstraselo.

Lo he sacado de The Denver Egotist.

About these ads