Dove lleva ya años con excelentes campañas a favor de las mujeres reales. En su lucha ha ganado muchas batallas, pero tiene aún muchas que librar, sobre todo contra los estereotipos publicitarios. En esta ocasión ha creado un maquillaje. Pero no uno cualquiera, sino el primer “maquillaje” para anuncios de Facebook.

Un simple app que consigue convertir todos esos banners que muestran mujeres perfectas en banners inspiradores para las que, simplemente, son humanas. Otra muesca en la culata en la batalla por la realidad. Aplaudo la iniciativa de la sucursal australiana de Ogilvy.

Visto en Adweek.

About these ads