Aprovechar los hábitos de la gente es algo muy efectivo en la publicidad. Partiendo de los insights podemos realizar acciones que lleguen a la gente, con las que se identifiquen y con las que ser realmente notorios y originales. En este caso, Ogilvy París ha aprovechado el extendido hábito de “aparcar de oído” a la hora de realizar una acción para Ford. ¿Cómo lo han hecho? Aquí mismito está la respuesta:

Estoy enamorado de esta acción. Una de las maneras más ingeniosas que he visto en los últimos tiempos para vender un beneficio muy claro. Brillante, divertido, memorable… y con premio.

Visto en Adverblog.

About these ads