Hemos llegado a un nivel que muchas marcas ya empiezan a tener claro el camino a seguir: proporcionar a su público cosas que merezcan la pena. Ya no basta (en la gran mayoría de los casos) con tener un buen producto o servicio, o contar con el beneficio de una marca conocida. La existencia de cada vez más competencia ha conseguido crear una sociedad en la que los productos apenas se diferencian. Y si no existen diferencias entre ellos, la comunicación debe crear esa diferencia.

La comunicación unidireccional poco a poco va a menos por sentido común: hablar de uno mismo no resulta interesante a menos de que lo que digas coincida con los intereses de tu oyente. Debes entretener a esa persona que tienes enfrente para que realmente te termine escuchando. Ya se sabe que se cazan más moscas con miel que con vinagre. Y el ejemplo que os oigo, aparte de curioso, es uno de esos que hacen que tengas ganas de encontrarte publicidad delante (sobre todo si eres tío).

En Brasil, el chart musical Billboard ha hecho posible este genial montaje en baños públicos. Tengo la duda de si al apuntar con el chorrito a los puntos suena la guitarra, pero si lo hace (cosa que creo) la diversión y el cachondeo está asegurado. Una forma de entretener al público, hasta en los lugares más recónditos. Al fin y al cabo, cualquier lugar es bueno para divertirse ;)

About these ads