Soy partidario de la teoría que dice que cualquier impacto publicitario que te haga participe de algo es muchísimo más eficiente que uno que simplemente lo muestra. Imagino que casi todos vosotros compartiréis la misma opinión que yo. Una marca que consigue esa conexión auténtica y absoluta con el público al que se dirige es Hendricks.

A pesar de que no es una marca muy conocida (realiza ginebras) consigue establecer una relación de gran calado con las personas a las que dirige sus comunicaciones. No sólo consiguen dar un toque impecable a todo lo que hacen (no hay más que ver su página web), sino que además motivan la interacción con su atractivo y extravagante lenguaje y, sobre todo, con sus fiestas.

Cada año realizan cinco o seis fiestas en nuestro país. El año pasado realizaron la Hocus & Pocus Unusual Circus, de la cual os dejo aquí abajo un vídeo explicativo de la fiesta.

Este año, ha tocado el Unusual Bazaar. Ésta es la invitación

Como veis, una invitación inusual para una marca inusual. Aquí, unas cuantas fotitos en calidad lamentable.

Un montón de impactos de marca de los que no se olvidan. ¿Qué por qué subo esto al blog? Porque aparte de publicitario soy consumidor, y estas cosas marcan. Son el tipo de acciones de marca que te pueden convertir en un evangelista de marca. De hecho a mí me han convertido. El hacer partícipe a los consumidores de experiencias de marca inusuales e inolvidables son casi sinónimo de éxito. La comunicación de masas llega a todo el mundo. La comunicación tan directa, apaga el cerebro y llega al corazón.

¡Viva Hendricks!

About these ads